Descripción del Producto

Los procesos electorales en América Latina han logrado ser rutina como nunca antes en la historia de la región. La competencia electoral dirime la composición de las élites dirigentes entre distintas alternativas y abre espacios para la alternancia política incluso en escenarios nacionales donde pareciera que la misma no es posible por la presencia de fuerzas políticas de vocación hegemónica. El bienio 2014-2015 que es objeto de estudio de este libro supone un parteaguas en la política latinoamericana como consecuencia de la apertura de un nuevo ciclo económico y del desgaste generacional de la clase política que ha estado presente tanto en el gobierno como en el parlamento en los lustros anteriores. Los once países latinoamericanos analizados en este volumen son una muestra representativa de ello a la vez que vuelven a poner de relieve la extraordinaria heterogeneidad de la región.