Descripción del Producto

La seducción nos ha acompañado desde siempre, como práctica y como teoría que sobrepasa con mucho la esfera del erotismo y en cuyas representaciones históricas podemos leer un fragmento de lo que somos, un capítulo de nuestra antorpología cultural. A ello nos invitan los ensayos recogidos en este volumen, explorando las múltiples acepciones del concepto de seducción según los distintos regímenes de discurso y formas de saber en los que se inscribe. Para la religión, la seducción opera como un sinónimo de «pecado»; para la retórica, de la «persuasión»; para la semiótica, de la «manipulación»; para las ciencias políticas, del «poder»; para la psicología, del «narcisiamo»; para la filosofía y las ciencias sociales, del «dominio» o de la «violencia simbólica». Juanto a estas marcas negativas que porta el término, en esta obra sale a relucir una segunda vertiente opuesta de su significado, lúdica y hedonista, débil y minoritaria hasta hace poco, pero tan antigua como la primera, y no menos reveladora.