Descripción del Producto

Durante los dos últimos tercios del siglo XVIII (exactamente entre 1738 y 1801) la Universidad de Salamanca mantuvo una plantilla de músicos asalariados cuya función principal era participar en las numerosas celebraciones religiosas que tenían lugar en la Capilla de San Jerónimo. Nacida como elemento de independencia y ostentación institucional, la capilla de música constituye una muestra de la paulatina divergencia que en esta época se empieza a producir entre claustro universitario y cabildo catedralicio. Su historia se convierte en un espejo de la reordenación festiva universitaria, e indirectamente también de la académica, pues discurre paralela a la de la cátedra de Música, que sería suprimida sólo ocho años antes que la capilla. En la primera parte de este volumen se exponen y analizan estos procesos, enfocados desde distintos ángulos del ámbito institucional universitario, así como desde la propia capilla como estructura de producción musical. Posteriormente se estudia y contextualiza su repertorio, peculiar reflejo de las polémicas dieciochescas en torno a la música sacra y su relación con la profana. En este análisis los aspectos de carácter descriptivo y positivista se entrecruzan con cuestiones estéticas y de pensamiento musical, que son contextualizadas tanto en el peculiar ámbito ibérico como en el de la tratadística europea de la época.