Descripción del Producto

A mediados de diciembre de 2000, ETA colocó una bomba en un ascensor de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Información de la Universidad del País Vasco, en Bilbao -el ascensor que normalmente utilizaba el profesorado de ciencia Política y Sociología-, e intentó hacerla estallar, afortunadamente sin éxito, al paso de una profesora. En esa misma fecha, el Departamento de Sociología y Comuniación de la USAL, como respuesta solidaria, organizó un ciclo de conferencias, Nacionalismo y Democracia, dentro del Foro Fonseca de la Universidad de Salamanca, para recoger y divulgar las palabras de Francisco Llera, director del Departamento de Ciencia Política de la UPV, objeto del mencionado atentado, y del Euskobarómetro; Fernando Savater, convertido, sin duda a su pesar, en símbolo de la resistencia intelectual y cívica contra la barbarie militarista de Eta; Joseba Arregi y Antonio Elorza, que representan las dos posiciones razonables y razonablemente enfrentadas en este debate: el nacionalismo cívico vasco o español, opuestos entre sí pero unidos por la apuesta por la paz y la democracia.