Descripción del Producto

El libro propone un ensayo sobre el impacto causado por la colonización romana sobre el paisaje rural protohistóricio de la Península Ibérica. A partir de las fuentes escritas y epigráficas conservadas, y sobre todo a partir de la recuperación de las huellas arqueológicas que han llegado a nuestros días fosilizadas en el paisaje actual, los autores presentan una interpretación de los modelos aplicados por Roma para organizar los espacios de explotación agrícola y ganadera, prestando especial atención a las formas de organización del suelo y las relaciones entre el suelo y el hábitat tanto urbano como rural. Partalelamente a este diiscurso de corte histórico se reflexiona sobre la metodología usada en el trabajo, de carácter universal, y por lo tanto válida para cualquier estudio sobre la valoración diacrónica del paisaje cultural en no importa qué lugar de nuestro planeta Tierra. Por último, abundando en la idea de permanente construcción del paisaje, el libro analiza el legado de Roma en la memoria del mundo medieval hispánico.