Descripción del Producto

Tras el corte drástico de las relaciones España-América que supuso la independencia política, nació la búsqueda de una ‘autonomía intelectual’ por parte de los nuevos Estados. Tras la guerra de Cuba se asiste a un reencuentro entre España y América. París se convertiría para los intelectuales americanos en símbolo del esplendor cultural. Por cuestiones obvias también sería Madrid un punto de irrenunciable encuentro. Pero curiosamente resalta también en ese empuje de modernidad el papel que habría de desempeñar la ciudad de Salamanca, básicamente como lugar europeo donde se centraría la revalorización cultural de lo americano. Y ello principalmente gracias a la presencia en la misma de Miguel de Unamuno. La relación del novecentismo americano con el noventayochismo español parte en este trabajo de textos de Manuel Ugarte, Rufino Blanco, José Enrique Rodó, Amado Nervo por un lado y, por otro, Miguel de Unamuno, cuya mirada fue la más atenta, por no decir la única, que desde España se dirigía al desenvolvimiento cultural americano.