Descripción del Producto

Los orígenes en los siglos XVI y XVII del pensamiento científico es uno de los problemas que mayor atención ha merecido en el último siglo, lo que ha producido un cambio sustancial en la imagen que la ilustración positivista nos había dejado como legado. Según Keynes, ‘Newton no fue el primero de la era de la razón; fue el último de los magos’. Y fue este ‘mago’ quien creyó tan importante el análisis de los conceptos de espacio y tiempo que sintió la necesidad de añadir en la 2ª edición de sus ‘Principia’ el ‘Escolio General’. El espacio y el tiempo le habían preocupado desde los comienzos de su carrera, desde sus ‘Questiones quaedam philosophicae’, y Gómez Camacho nos muestra en su Introducción al manuscrito de J. De Lugo ‘Sobre la composición del continuo’ algunas de las raíces escolásticas del pensamiento de Newton sobre el espacio y el tiempo. Este Tratado es uno de los eslabones de la cadena de estudios que condujo al descubrimiento del cálculo infinitesimal. La defensa que hace Lugo de la discontinuidad del tiempo sugerirá nuevas reflexiones a los interesados en la teoría de la decisión.