Descripción del Producto

Evaluar la calidad de las instituciones universitarias se ha convertido en un tema de actualidad. Conocer sus metas y sus objetivos y evaluar en qué grado se han alcanzado es un reto para organizaciones que desean lograr prestigio y competitividad. En este momento de reforma, marcada por la convergencia europea, el alumno hace explícita reivindicación de su condición un miembro activo de este proceso evaluador de su formación. Los autores de este estudio son conscientes de que la calidad de la educación superior pasa por una dinámica de evaluación sistemática y participativa que permita un conocimiento riguroso de la institución como base para la toma de decisiones para garantizar la mejora continua, y de que para generar un sistema de indicadores de evaluación se necesita recoger la opinión de los estudiantes sobre lo que para ellos supone una universidad de calidad, cuáles son las dimensiones más importantes sobre las que centrar esa calidad, en qué grado están o quieren estar implicados en la institución, qué grado de información tienen sobre ella y cuáles son los niveles de satisfacción con todos los elementos constitutivos.