Descripción del Producto

Hubo un tiempo relativamente cercano en el que sólo existía el desarrollo industrial, es decir, la producción de bienes de consumo. Las materias primas disponibles eran tan abundantes que el riesgo de que pudieran terminarse ni siquiera se tomaba en consideración, y por consiguiente los rendimientos que se esperaban en cuanto a la transformación de materias primas en productos terminados no representaban una preocupación prioritaria. Tras la Cumbre de Río (1992), cuyas conclusiones se plasmaron en lo que se ha dado en llamar la Agenda XXI, fue tomando cada vez más fuerza la necesidad de asumir que el desarrollo, cuando se produce, debe tener lugar en un contexto tan respetuoso con el medio ambiente y con la riqueza y las materias primas disponibles que no se comprometa el bienestar y desarrollo de las generaciones futuras. Es lo que se ha dado en llamar «desarrollo sostenible». Una veintena de profesionales muestran en este libro las implicaciones y retos de esta nueva cultura, que pasa por legislación y políticas ambientales, educación, tecnologías, y la toma en consideración y evolución de aspectos tales como la industria química, los residuos radiactivos, el crecimiento de la demanda eléctrica o el turismo.