Descripción del Producto

Para conocer los entresijos y las motivaciones de un monumento tan señero como el monasterio de El Escorial no bastan, ni una apresurada visita, ni un conocimiento determinado sobre aquella época de la historia española, ni siquiera la lectura de alguna de las muchas biografías escritas sobre los protagonistas de esta magna ejecución. Es necesario algo más. Ante tan compleja encrucijada de tensiones políticas, religiosas y culturales en la segunda mitad del siglo XVI, se hace una mayor profundización. Una buena metodología consiste en la recopilación ordenada de aquellas referencias que faciliten un correcto acercamiento al monasterio, al carácter que quiso imprimirle su fundador, Felipe II, al ánimo que impulsó a sus ejecutores o, en definitiva, al alma de la que, sin lugar a dudas, está dotado este gran rectángulo pétreo como fruto de su época y de su proceso constructivo. Este libro pretende situar debidamente el monumento en su contexto, desentrañando su complicada simbología, al tiempo que lo desgaja de los esoterismos y especulaciones que sobre él se ciernen. Sólo interesa la aproximación a sus formas artísticas y a su ideario, a su estética y a su esencia.