Descripción del Producto

La fotografía ha sido desde su origen fuente de un amplio repertorio de especulaciones y literatura crítica. Sin dejar de ser un objeto cotidiano y artístico, lo cierto es que hay algo en la fotografía que atrae poderosamente a historiadores y críticos de la cultura. Y no es para menos, sobre todo si se tiene en cuenta que las preguntas sobre cómo vemos e interpretamos las fotografías afectan por igual a las imágenes efímeras difundidas por los medios de comunicación y los formatos cada vez más “sólidos” y presenciales de la fotografía artística. Ante ese contexto, este libro investiga algunas de las razones por las que la fotografía se ha convertido en un campo imprescindible para el análisis de las prácticas artísticas actuales y su relación con el protagonismo sin precedentes de las imágenes en la sociedad de nuestro tiempo