Descripción del Producto

Este trabajo estudia la cancillería real en tiempos de Juan II de Castilla, etapa culminante del lento proceso institucional trazado en sus líneas generales tras el cambio dinástico de 1369 y en el que las estructuras burocrático-administrativas de la Corona experimentaron un espectacular desarrollo institucional bajo el creciente liderazgo de los nuevos oficiales cancillerescos (en especial escribanos de cámara, relatores, refrendarios y, fundamentalmente, secretarios), cuya participación dentro de los diversos ámbitos del poder fue determinante en el definitivo afianzamiento de la Monarquía como institución máxima de gobierno. Apoyándose en una documentación abundante, inédita en su mayor parte, procedente del Archivo General de Simancas, se analiza la evolución de los distintos oficios que conformaban el entramado cancilleresco de este reinado, incidiendo en el protagonismo de sus titulares en el contexto de la sociedad castellana en el ocaso de la Edad Media.