Descripción del Producto

El miembro de la Academia Vasca A. Yrigaray presenta una cuidada traducción de este trabajo del filólogo alemán, a la que aporta una serie de notas y comentarios atinados y oportunos. Schuchardt parte para su estudio de la lengua vasca de la traducción que a ese idioma vertió Leizarraga en 1571 del Nuevo Testamento, y en concreto de la parábola del hijo pródigo. Esta «antigüedad» buscada a propósito permite un verdadero trabajo de arqueología lingüística del vascuence. La obra del estudioso alemán se completa con la versión actual -ofrecida por Yrigaray- del mismo pasaje evangélico.