Descripción del Producto

El peso de las actividades agrícolas en la Edad Media era tan grande que marcaba casi toda la actividad comercial, el desarrollo e incluso los asentamientos urbanos. Y a pesar de ello no es precisamente el aspecto más estudiado por los especialistas. El autor aprovecha un estudio pormenorizado de los avatares sufridos por los dominios del Monasterio de San Millán para ofrecernos una imagen de la Castilla Altomedieval y agrícola. Las formas de adquisición, explotación y administración de ese dominio son analizadas a través de documentos de primera mano y sirven para analizar el desarrollo socioeconómico de una amplia zona influenciada por el Monasterio. Desciende el autor a detalles muy concretos en materia de explotación agraria y de las relaciones económicas y financieras a que ello daba lugar.