Descripción del Producto

«En 1992 empecé a fotografiar objetos. Ya lo había hecho con anterioridad: mis series Continuités, Silences, Enfances, contienen objetos, pero ligados a un contexto narrativo distinto. Con Précaire fue, durante cuatro años, una preocupación constante, una necesidad continua de dialogar con ese sentimiento muy particular de la existencia que nos atrapa en el momento en que nuestra mirada, frente a las cosas, se convierte en el juguete de un enigma. El enigma de una palabra silenciosa, grave y no descifrada que parece esconderse detrás del objeto, y que no es más que la invención de nuestros ojos. […] No pretendo dar monumentalidad a los objetos , y aún menos idealizarlos. Lo que me interesa es descender en la fragilidad de las situaciones. Lo monumental no es lo opuesto a la fragilidad. Ni siquiera es distinto. La fragilidad es lo monumental» (Arnaud Claass).