Descripción del Producto

A partir de los trabajos de Gómez Moreno y su verdadero desciframiento de la escritura ibérica se superaron los anteriores dogmas sobre la protohistoria peninsular. Desde Humboldt se afirmaba que los romanos encontraron en la Península un único pueblo, el íbero, y una única lengua cuyo heredero sería el vasco. Echadas ya por tierra esas ideas se analizan varios aspectos lingüísticos de esa diversidad de pueblos y lenguas.