Descripción del Producto

Nacido en Alicante en 1866 Rafael Altamira fue un ‘intelectual’ de finales del XIX y principios del XX, que ejerció varios cometidos: Catedrático, Director General de Enseñanza Primaria, Senador, Juez de Tribunal de la Haya etc. Pero su formación fue netamente histórica. Su pasión por Iberoamérica le llevó a luchar por acercar el conocimiento de ambos lados del Atlántico, y fruto de esa pasión fue esta obra que apareció en 1924 y que desde entonces ha marcado a muchos estudiosos. Hoy aparece en eeición facsimil precedida de un amplio estudio a cargo de Mª Dolores de la Calle.